Son diseños realizados con piedras preciosas diferentes de las que suelen encontrarse de manera habitual: tienen formas, colores o tallas poco comunes. Cada una de ellas ha sido seleccionada con mucho mimo teniendo muy presente que son totalmente exclusivas y que por ello merece un proyecto de diseño único.

Las joyas han sido elaboradas de manera totalmente artesanal con técnicas de joyería tradicionales (segueteado, soldadura, limado, lijado y pulido) en metales preciosos para garantizar que no se deterioren y perduren en el tiempo.